"Estamos diseñados para vivir más de 100 años con Salud". Luis Fungairiño Martín

Curación por la mente.

Gregg Braden: "La ciencia está secuestrada por las empresas, los políticos y las religiones"

Vídeo: Gregg Braden sobre el Cáncer curado usando nuestra propia tecnología de la Emoción (Subtitulado)

El científico norteamericano, que pisa por primera vez suelo español, asegura que el cambio climático no depende de los gases de efecto invernadero y que está llegando una nueva ciencia más honesta

Fuente: https://www.lavanguardia.com/vida/20150522/54431790127/entrevsita-gregg-braden-ciencia.html

Hay preguntas que perduran a lo largo de los siglos: de dónde venimos o quiénes somos. Ciencia y espiritualidad han intentado dar respuestas por separado porque combinar ambas puede resultar un cóctel muy explosivo que hay que manejar con gran destreza. Gregg Braden (Missouri, Estados Unidos, 1958) es un científico estadounidense que se ha atrevido con ello. Lleva tres décadas estudiando e investigando cómo unir los conocimientos espirituales de las culturas milenarias al rigor científico de nuestros días. Con ese objetivo dejó de trabajar como ingeniero aeroespacial en Denver y como experto en geología computacional e informática para empresas como Phillips Petroleum o Cisco Systems. Ha publicado una decena de libros que han sido traducidos a 34 idiomas. Uno de ellosFractal Time se coló en la lista de bestsellers de The New York Timesen el 2009. Su prestigio le ha llevado a dar más de 100 conferencias al año y no sólo al gran público, sino también charlas o presentaciones privadas para Naciones Unidas, grandes corporaciones o el Ejército de los Estados Unidos. Esta es la primera vez que pisa suelo español y ha atendido a La Vanguardia justo antes de acabar de preparar las clases maestras que imparte este viernes y sábado en el Hotel Barceló Sants. Trae también bajo el brazo, con orgullo y emoción, su nominación para el prestigioso premio Templeton Award 2015.

-Usted nació en una comunidad conservadora.
-Sí, en el norte de Missouri. Era un lugar donde la gente no hablaba de espiritualidad, hablaba de ciencia. Creía que todo el mundo pensaba como yo y que no separaba la ciencia de la espiritualidad. Cuando estudiaba ciencia creía que estudiaba un poder mayor, así que cuando estudiaba biología, física, química, geología… esos eran los pequeños compartimentos de un poder mayor.
-Pero trabajó para grandes corporaciones. Como geólogo informático para Phillips Petroleum o como director de operaciones para Cisco Systems. Allí nada de espiritualidad. Y usted los dejó plantados.
-Descubrí que mis pensamientos eran muy diferentes de los de ellos. Me dijeron que tenía que escoger: o ciencia o espiritualidad. Mi respuesta fue: ¿y qué pasa si no elegimos una u otra? ¿Qué pasa si unimos ambas? ¿Dónde nos va a llevar? ¿Cómo nos va ayudar a ver el mundo de una manera diferente y solucionar problemas? Me marché. Luego ese pensamiento se ha reflejado en todo mi trabajo.
-La conferencia de este fin de semana, ¿en qué se va a centrar?
-Vamos a hacer una gran fotografía del mundo para ver cómo está cambiando y cómo nosotros podemos abrazar a ese cambio de una forma sana y saludable. Las mejores mentes de nuestro tiempo dicen que estamos en un tiempo de extremos. No son cosas malas o buenas, sino grandes cambios que están ocurriendo. Y eso significa grandes cambios en nuestras vidas.
-¿A qué tipo de cambios extremos se refiere?
-Hablaremos del cambio climático, los cambios sociales, los económicos, en el cuidado de la salud, etc. Tenemos que encontrar una forma de encajar con esos cambios. Son cambios que nunca hemos visto antes.
-Pero esto no es nuevo, hace mucho que escuchamos hablar del cambio climático o de los cambios sociales o de la crisis económica. ¿Cómo lo asimilamos?
-Para adaptarnos, primero tenemos que comprender. Los cambios están disparados por ciclos, así que vamos a hablar de ciclos de cambios. Cuando los entendamos, el cambio empezará a tener sentido.
-Por ejemplo, sobre el cambio climático, ¿qué discurso debemos asimilar el del aquellos que lo niegan o el de quienes lo pregonan y ambos bajo premisas científicas?
-Gran pregunta. En ambos extremos hay diferentes razones para compartir lo que dicen. He estudiado geología y prefiero permitir a la Tierra que cuente su propia historia. Y no que sea un político, o alguien de una empresa o cualquiera que tenga otros intereses o planes. La historia de la Tierra nos dice que el cambio que estamos viendo es parte de un ciclo mucho más largo.

-Se nos ha dicho que el dióxido de carbono se ha incrementado en la atmósfera. Pero la historia de la Tierra está, por ejemplo, en el corazón del hielo de la Antártida, en sus registros de millones de años. Lo que esos ciclos nos dicen es que la temperatura de la Tierra se incrementa primero y después todo lo verde crece. Eso significa que el gas no puede causar el calentamiento global.
-¿Entonces?
-Lo que está cambiando es la relación de la Tierra con el Sol. Lo vemos a través de tres parámetros, como el ángulo en el que están. Eso es lo que cambia. Ahora está sucediendo como ocurrió en el pasado. El cambio es intenso y breve y los datos dicen que el cambio es completo. Después del calentamiento entraremos en un ciclo de enfriamiento.
-Así que no nos debemos creer aquellos que nos dicen que no consumamos tanto porque contaminamos demasiado.
-Esa pregunta tiene truco (ríe). Es bueno consumir menos para deducir el consumo de combustibles fósiles y tener energía solar, eólica… Es bueno tener energías alternativas, pero no van a cambiar el ciclo. Sólo podemos estar preparados con aquello que proceda de nuestra honestidad. Si no somos honestos con el cambio climático, ¿cómo podemos estar preparados para ello? Los cambios afectan más al norte que al sur, a sus tierras, sus gentes, a los alimentos que crecen ahí. Si no lo entendemos, el cambio es un problema.
-Muy bien, somos honestos. ¿Cómo nos adaptamos?
-El cambio es individual, en la familia, en la comunidad. Una de las cosas que nos ayuda es vivir más localmente, depender más de la comida local, de las energías locales. Cuando el clima cambia, cambia el tiempo y esto cambia las estaciones y cuando llueve o cuando nieva. Esto afecta a nuestra manera de vivir.
-Usted fue uno de los abanderados de lo que suponía la fecha del 2012, sobre los presagios y el fin del mundo. ¿Qué se suponía que tenía que pasar?
-Este es un ejemplo de los ciclos que la gente no entiende. Esa fecha fue el final de un ciclo de cinco mil años identificado en las tradiciones de civilizaciones antiguas. Muchas personas creían que era un ciclo de algo malo, pero lo que decían los ancestros era que el final de un ciclo es el inicio de uno nuevo. ¡Y ellos ya dijeron que el clima iba a cambiar nuestras vidas!
-Tiene profundos conocimientos de otras culturas como la egipcia o la tibetana, ¿son culturas científicas o espirituales?
-Ambas, porque es lo mismo. La ciencia describe de una manera, y la espiritualidad de otra.
-¿Cuáles son los falsos supuestos, según usted, de la ciencia en los que nuestra sociedad se basa?
-Vivimos nuestras vidas y resolvemos nuestros problemas basados en la forma en que nos han educado. Durante trescientos años la ciencia nos ha contado una historia de separación: de nosotros mismos, de los demás, del mundo, de un poder mayor y que la naturaleza está basada en un mundo de competición, de conflicto. Es la evolución de Darwin. Pero la nueva ciencia, la mejor ciencia del siglo ha dado un giro a todo esto. Los nuevos descubrimientos nos dicen que estamos conectados profundamente con nosotros mismos, unos con otros, con la Tierra y que la Naturaleza está basada en un modelo de cooperación. Ahora estamos en un tiempo de grandes cambios para el que las antiguas soluciones no sirven. Tenemos un nuevo camino para pensar.
-¿Pero cuáles son estos falsos supuestos?
-Son seis. Primero: el origen de la vida, de dónde viene. La segunda: de dónde viene la vida humana, porque quizás procede de un lugar diferente al de la vida dela Tierra. Después, cuál es nuestra relación con nuestro cuerpo, con lo externo, con nuestro pasado y cuáles son las bases de nuestra naturaleza. En la conferencia responderemos a todo esto. Vivimos en un mundo conectado, y no estamos separados.
-Según sus teorías, pensamientos, sentimientos y emociones crean la realidad. ¿La ciencia lo niega?
-La ciencia honesta no lo niega.
-¿Dónde está ese tipo de ciencia?
-Bien. La ciencia está diseñada para estar al día constantemente en la información que proporciona. Para mantener la honestidad en la ciencia tenemos que abrazar los nuevos descubrimientos. Y lo que está pasando es que ya la ciencia está secuestrada por las corporaciones, las empresas, los políticos y las religiones. Todos ellos hacen que la ciencia encaje en su historia. La mejor ciencia nos dice que estamos conectados por un campo energético. Yo lo llamo la matriz divina. Ellos lo llaman "el campo". La ciencia lo sabe, es consciente de ello y reconoce que tenemos la habilidad de influenciar ese campo. La pregunta en la ciencia ahora es: ¿cuánto podemos influenciar ese campo? ¿Cómo estamos de conectados? En ese punto estamos.

Bruce Lipton nos habla de una nueva dimensión de la salud humana, con base científica y espiritual

Fuente: http://www.yocambio.org/2011/09/entrevista-bruce-lipton.html

La nueva biología
Inicio su carrera profesional como profesor de biología celular en diferentes universidades de Estados Unidos. Fue pionero en la investigación con células madre y sus estudios de la membrna celular y las modificaciones las células según su entorno sentaron las base de la nueva epigénetica. Sus descubrimientos (que iban en contra de la opinión científica establecida de que la vida es controlada por los genes) y el estudio de la física cuántica le han llevado a reclamar una nueva medicina, que tenga en cuenta la importancia del entorno y también la importancia de los campos energéticos en la curación. Es autor de libros como La biología de la creencia y de La biología de la transformación. Como apoyar la evolución espontánea de nuestra especie, ambos editados en castellano por Palmyra.
“Los pensamientos positivos y el placebo curan”
Investigador celular de prestigio, asegura 
que las creencias modelan nuestra salud

Ha conseguido aunar ciencia y espíritu. No es poco mérito, sobre todo si tenemos en cuenta lo alérgicos que son los científicos a los temas trascendentales. Pero Bruce H. Lipton es un investigador valiente y también un gran comunicador. Recorre medio mundo de conferencia en conferencia haciendo accesible a todos la llamada “nueva biología” y lo hace con increíble pasión. Para explicar cómo funciona la membrana celular –un tema complejo con términos como moléculas de fosfolípidos, proteínas integrales, etc–, recurre a ejemplos como un sándwich de mantequilla con aceitunas. Además de científico, es un divulgador nato y una persona encantadora.

Como biólogo, lleva décadas estudiando las células y ha llegado a la conclusión de que los genes no son la clave de la vida, como asegura la élite científica. ¿En qué no está de acuerdo?
Empecé mi carrera dando clases en la Universidad. Estaba enseñando que los genes controlan la vida, pero tenía un problema con este tipo de enseñanza. Según las teorías genéticas que conocemos, nosotros no elegimos nuestros genes. Si no nos gustan nuestras características, no podemos cambiar nuestros genes. Por tanto, si los genes controlan la vida, nosotros carecemos de ese control y entonces somos unas víctimas. Eso significa que, si hay casos de cáncer o de diabetes en nuestra familia, nosotros no podemos hacer nada: soy una víctima y no puedo cuidar de mí mismo, necesito que otros me cuiden. Son las empresas farmacéuticas las que dicen que van a curarme y pagamos mucho dinero para ello. Y es verdad que la medicina hace milagros, pero solo en traumatología, porque si tengo un accidente, me hace falta otro corazón, me he roto una pierna, es ahí donde es efectiva la medicina. Si preguntas a un médico cómo funciona el cáncer, la diabetes, la artritis… cómo funciona la enfermedad, no lo sabe. Conoce la práctica, pero no tiene respuestas.

¿Los medicamentos pueden ser más peligrosos de lo que creemos?
Nos dan medicamentos para la enfermedad, pero esto causa muchos problemas en el cuerpo. Porque esta medicina basada en la farmacología no entiende cómo está interrelacionada toda la bioquímica del organismo. Simplemente, meten la sustancia química en el cuerpo, pero las relaciones dentro del organismo humano son muy complejas. Cuando tomo una pastilla química y la introduzco en mi cuerpo, no solo afecta a aquel lugar donde tengo el problema, sino que afecta a muchas otras cosas a la vez. Son los llamados “efectos secundarios”. Pero, en realidad, no son secundarios sino directos. No entienden que el efecto de las drogas no solo crea un efecto sino múltiples. Según las estadísticas en EEUU, ¡los fármacos matan allí a más de 300.000 personas cada año! Y esas personas son muchas más que las que mueren por tomar drogas ilegales. Hay algo que no funciona en la ciencia médica, porque están matando mucha más gente de la que están ayudando. No saben cómo funciona el cuerpo ni las células. No quiero ser muy duro con la medicina, porque hace cosas muy buenas, pero solo en traumatología.

¿Por dónde debería ir la investigación medica si quiere ayudar realmente en la enfermedad?
Tiene que aprender cómo funcionan las células. Hay dos grandes errores en la medicina. El primero es que creen que los genes controlan la vida. Dicen que se encienden y apagan. Pero los genes son como el plano de un arquitecto, un plano para crear las proteínas del cuerpo. Las proteínas nos dan nuestra estructura y nuestro comportamiento. Los genes no controlan la vida, son como un dibujo. Si estamos ante un arquitecto y le preguntamos si su dibujo está encendido o apagado, nos dirá que estamos locos. Y eso ocurre con los genes. Una vez que tienes los planos, necesitas un contratista para hacer la casa. Ahora sabemos que el sistema nervioso y la mente son ese contratista.

¿Cuál es, entonces, la clave para comprender la naturaleza de la vida?
En 1967, hace 44 años, estaba trabajando con células madre. Algunos piensan que la investigación con células madre es reciente, pero yo ya trabajaba con ellas en los años 60. Fui un pionero porque en esa época había muy poca gente trabajando en ello. Y un experimento que hice en esa época cambió la idea que tenía del mundo. Puse una célula madre en un plato petri y, como cada diez horas se divide en dos, al cabo de dos semanas, tenía miles de células, todas idénticas. Luego cogí algunas de ellas, las coloqué en otro plato y cambié el entorno celular (son más como peces porque viven en un entorno fluido). Cambié la química en ese plato y ahí formaron músculo. Después, cogí otras del primer plato y las puse en un entorno diferente, y se formó hueso, y otras se convirtieron en grasa al volver a cambiar el entorno. Entonces, la pregunta es muy sencilla, ¿qué controla el destino de las células? Todas eran idénticas, lo único que era diferente era el entorno. Cuando cojo células sanas y las coloco en un entorno nocivo, la células enferman y mueren. Si un médico las mirara, diría: “¿Qué medicina hay que darles?” ¡Pero no hace falta ninguna medicina! Les cambias el entorno nocivo, las colocas en uno sano y saludable y las células sanan. Esto demuestra una cosa muy sencilla: el destino de la célula refleja lo que está ocurriendo en el entorno. Cambia el entorno y entonces cambiarás el destino. Eso de que los genes son los que controlan la vida es un cuento. Es el entorno el que la controla. Los humanos somos una comunidad de 50 trillones de células, por tanto, la célula es el ser viviente y la persona es una comunidad. El humano es un plato petri cubierto de piel. ¡Es verdad! Dentro de mí hay 50 trillones de células y el entorno celular para nosotros es la sangre, por ello la composición de la sangre cambia el destino de la célula.

¿Y qué controla la química de la sangre dentro del cuerpo?
El sistema nervioso. ¿Y qué química crea el sistema nervioso en la sangre? Pues depende del sistema exterior. La célula y el ser humano son la misma cosa. Por ello, si pongo al ser humano en un entorno nocivo, igual que la célula, también enferma. Si lo trasladas a un entorno sano, entonces sana. Por tanto, la medicina culpa a las células por la enfermedad y trata de cambiar la química de las células, pero ese no es el problema, el problema es el entorno. Y si cambias a la persona de entorno, sin medicamentos, el cerebro cambia la química. El cerebro de la célula y el de la persona leen y entienden el entorno. Pero hay una diferencia: la mente interpreta. Y así puede suceder que estemos en un entorno muy sano, pero si la mente lo lee como un entorno negativo o malo, crea una química que hará a mi cuerpo enfermar. La diferencia entre la célula y el ser humano es que este tiene una mente que hace una interpretación y la célula lee el entorno directamente. Si metes un programa con errores en la mente, entonces la química que genera no está en armonía con la vida. Y esto nos sirve para entender cómo funciona un placebo. Cambio mi creencia y pienso que esto me va a sanar, tomo una píldora porque creo que esto me va a traer salud, y me mejora y me sana, pero la píldora podría ser de azúcar, en realidad no ha hecho nada, han sido mis creencias. Y a eso lo llamamos pensamientos positivos y efecto placebo.

Pero los científicos desprecian el efecto placebo y el poder de la mente 
para sanar.
Sí, tienes razón. ¿Eres consciente de que hay más de una manera de hacer energía sin tener que depender del petróleo? Pero seguimos dependiendo del petróleo porque no interesa el cambio a los que controlan la energía. Lo mismo pasa con las empresas farmacéuticas. Venden fármacos y ¿poder sanar sin fármacos es bueno o malo para la industria farmacéutica? No quieren que sanes sin comprar sus fármacos. ¿Se puede poner energía en una capsula? Si fuera así, las farmacéuticas intentarían vendértela. Si puedo sanar sin usar medicamentos, la industria que los produce no gana dinero. Deberíamos poder decir que la ciencia está separada de la industria farmacéutica, pero no es así, porque con el dinero de esta se está pagando el desarrollo de la ciencia, y ese dinero solo va esos estudios que dicen que las drogas funcionan. El dinero controla la ciencia.

Explíquenos cómo funciona ese poder que dice que tiene la mente para la autocuración.
He hablado de que la mente controla: si piensa de una manera, se va en una dirección y, si piensa de otra, se va en otra. Por ejemplo, cierro los ojos, los abro y veo a alguien a quien amo. Entonces mi cerebro segrega dopamina, oxitocina, etc. Lo puedo sentir en mi cuerpo, puedo sentir el amor, y esa química trae salud a las células. Por eso, quien se enamora se siente tan bien. Pero si abro los ojos y veo algo que me asusta, segrego hormonas del estrés. Y estas hacen dos cosas. La primera es que frenan el crecimiento del cuerpo. Porque si me está persiguiendo un león, necesito toda la energía para poder escaparme, y mi organismo apaga todo lo que no sea imprescindible para correr más rápido, así que se paraliza todo lo que tiene que ver con el crecimiento. La gente no lo sabe, pero tienes que crecer todos los días, porque, si no, te mueres. Cada día cientos de billones de células mueren y tienes que ir produciendo nuevas. Cada tres días, el sistema digestivo renueva sus células, pero si se intefiere con ese crecimiento, entonces no puedo estar sano porque estoy perdiendo demasiadas células al día, por eso la quimioterapia hace que se caiga el pelo y crea problemas de digestión, porque mata todas las células, no solo las del cáncer. La segunda consecuencia de las hormonas del estrés es que se cierra todo aquello que usa energía, y el sistema inmunitario usa muchísima energía: cuando estás enfermo te sientes muy cansado porque tu energía la está usando el sistema inmunitario. Si estoy huyendo de un león, deja de funcionar. Simple. Las hormonas del estrés apagan el sistema inmunitario, incluso la medicina usa este efecto en algunas ocasiones. Por ejemplo, si me trasplantaran un corazón, mi sistema inmunitario lo rechazaría. En esos casos, los médicos dan hormonas del estrés y eso impide que funcione el sistema inmunitario. Es tan claro que suprime el sistema inmunitario que lo usamos como un medicamento. Cuando la persona está bajo estrés, afecta de dos maneras: la primera es que deja de haber crecimiento y la segunda es que se apaga el sistema inmunitario. De esta forma, virus nocivos pueden atacarme fácilmente. Cuando estás bajo mucho estrés, te enfermas. Y debo decir que, si tomamos una muestra de sangre de cada persona, descubrimos que todos tenemos células cancerígenas. Las tenemos siempre, pero si está funcionando el sistema inmunitario, no pueden crecer. Una vez que se apaga el sistema inmunitario, proliferan. Es como el catarro: no tienes que coger el virus, ya lo tienes dentro. Son organismos oportunistas. El 90 por ciento de la gente que va al médico es debido al estrés, y también el cáncer funciona igual.

Usted insiste en sus libros en que la medicina convencional tampoco tiene en cuenta los campos energéticos.
Como decía, la primera razón por la que la medicina de hoy es cuestionable es porque los médicos no saben cómo funcionan las células. La segunda es que la medicina está basada en la física de Newton. No reconoce la energía, esa parte invisible, las señales electromagnéticas. Pero, a principios del siglo XX, apareció la física cuántica, que dice que todo es energía, lo que podemos ver y también lo invisible. Si miras dentro del átomo, hay electrones, protones, neutrones. ¿Y qué hay dentro? Energía. La ciencia más reciente indica que el cuerpo responde a la física cuántica, no la newtoniania. La medicina dice que quiere cambiar la química del organismo con drogas y la nueva medicina dice que hay que cambiar la energía.Y esta nueva medicina, la cuántica, es mucho más poderosa, porque responde primero el campo energético que el físico.

Si todo es energía, ¿los pensamientos también?
La mente es energía. Cuando piensas, transmites energía, y los pensamientos son más poderosos que la química. Así que esto es peor para las empresas farmacéuticas porque no lo pueden vender. Por tanto, no les interesa una conexión entre la mente y el cuerpo. Pero es cierto que las propias creencias se convierten en un campo energético, una transmisión, y esta se transforma en una señal que es capaz de cambiar el organismo. Y así es como funcionaba la sanación antes del desarrollo de la medicina. La gente sanaba con los chamanes, con las manos… pero eso no puede vender y por eso la medicina no quiere ir por ese camino. Y es la razón por la que yo cambié mi carrera. Estaba enseñando en la universidad que hay que seguir con drogas y sabía que eso no era verdad. La medicina lo conoce, pero no habla de ello. Sabe que el pensamiento positivo, el placebo, puede sanar, y también que el pensamiento negativo puede matar. Uno se llama placebo y el otro nocevo. En realidad, no es que sea positivo o negativo, es la manera de pensar. Si el médico te dice que tienes cáncer, aunque no tengas cáncer, si lo crees, crearás la química que generará cáncer. Por tanto, el problema no es tanto el entorno real sino el que tú interpretas.

Y eso enlaza con la física cuántica.
Totalmente. Por eso no funciona la medicina, porque no reconoce la ciencia cuántica. No mira hacia ahí porque el dinero está en otro lado.

Usted ha explicado que, en la mente, quien realmente tiene el poder es el subconsciente.
Es millones de veces más poderoso y más importante que la mente consciente. Utilizamos el subconsciente el 95 por ciento del tiempo.

Pero no lo podemos controlar.
Lo puedes reprogramar. La información del subconsciente se recibe en los primeros seis años de vida. Eso que aprendiste en esos años se convierte en el conocimiento fundamental de tu vida. Por tanto, hay muchos estudios que demuestran que las enfermedades que tenemos de adultos, como el cáncer, tienen que ver con la programación y el entorno que vivimos en los primeros seis años de vida.

¿Eso significa que, a pesar de la educación voluntariosa de los padres, los niños absorben también sus enfermedades, o sus actitudes negativas, y así se ‘programa’ su subconsciente?
La gente, cuando oye esto, se preocupa, se culpa. Pero no eres culpable si tú no sabes que el subconsciente funciona así. No lo sabían nuestros padres, ni nuestros abuelos ni bisabuelos. Ahora bien, cuando lo entiendes, tienes que cambiar tu manera de vivir, porque entonces sí eres responsable. Está demostrado que si un niño adoptado vive en su familia casos de cáncer, en su madurez puede padecer cáncer aunque su genética sea diferente. Sería algo así como conducir un coche: si te enseñaron a conducir mal y has automatizado esa forma de conducir, pues lo más probable es que tengas accidentes. Si te enseñaron a maltratar tu cuerpo con mala información, destruirás el vehículo de tu cuerpo, cuyo conductor es la mente. El futuro es una mejor educación para los niños, incluso en la etapa prenatal.

¿Cómo podemos reprogramar el subconsciente?
Los comportamientos que vienen del subconsciente no los percibes y pueden estar haciéndote daño. Quizás te sientes enfermo y echas la culpa a otra cosa. Es tu propio comportamiento el que te lleva ahí, pero no te das cuenta. Al cambiar estos programas erróneos en el subconsciente, puedes recrear toda tu vida. Hay varias maneras de hacerlo. Se piensa que, cuando la mente consciente registra algo, la subconsciente también filtra esa informacion, pero no es así. La mente consciente es creativa y la subconsciente trata de todos los hábitos. Si le enseñas al subconsciente algo diferente, se lo enseñas también a la consciente, pero no al revés. Por ello, la manera de reprogramar es repetir y repetir hasta que se crea un hábito. Si leo un libro de autoayuda, mi mente consciente dice: “Sé todo lo que hay en el libro y lo aplico”, pero la subconsciente no se entera de nada. Entonces, piensas: “¿Por que sé tanto y todavía mi cuerpo no funciona?” Los pensamientos positivos, el conocimiento… solo funcionan el 5% del tiempo, pero el 95% son los hábitos que tengo desde mi niñez. Y esa es la razón por la que los pensamientos positivos no son suficientes. Ayudan, pero no ves muchos resultados. Todo sigue igual hasta que no cambias el subconsciente. Técnicas de psicología basadas en la energía como la hipnosis o el Psych-K son una manera de cambiar el subconsciente, es como un aprendizaje rápido.

Con su investigación, ha enlazado ciencia y creencia, un binomio que evita la mayoría de los científicos. ¿Cree en la eternidad?
Absolutamente, sí. No hay dos personas iguales, y lo digo desde el punto vista biológico. Si cojo mis celulas y las tralado a tu cuerpo, no soy yo, el sistema inmunitario las rechaza. En las células hay como una especie de antenas en miniatura. Son receptores y algunos son autorreceptores. Tú tienes diferentes autorreceptores a los míos. Pero los receptores reciben las señales del entorno. Si corto esos receptores, la célula no tiene ninguna identidad, porque no le viene de dentro sino de fuera. Para explicarlo de forma gráfica, diría que el cuerpo es como un televisor: mis antenas captan y reproducen el programa televisivo de Bruce. Esos receptores recogen esa transmisión. Si estoy viendo la tele y se estropea el tubo de la imagen, ha muerto el televisor, pero sigue la transmisión. Así que cojo otra, la enciendo, conecto el canal y vuelvo a ver el programa de Bruce, pero en otra tele, o lo que es lo mismo, en otro ser. Si ese ser tiene los mismos receptores que tienes tú, volverás a estar trasmitiendo lo mismo, pero en otro cuerpo. Esto explica la reencarnación y quiere decir que el cuerpo puede ir y venir, pero la transmisión siempre está ahí. Nunca había creído en el espíritu, pero cuando comprobé esto en la célula, me cambió la vida entera. La pregunta que me planteé es: ¿por qué esa duplicidad?, ¿por qué tener un espíritu y un cuerpo? Y la respuesta vino de mis células: si solo existiera el espíritu, ¿a qué sabe el chocolate? Solo con la parte espiritual, ¿cómo vivir una puesta de sol? ¿Qué se siente cuando se está enamorado? Todas esas sensaciones vienen de las células del cuerpo, que puede oler, sentir, tener experiencias. Recoge todo eso, lo transmite al cerebro. Se convierte en vibraciones y lo transmite a la fuente del ser. Si se muere mi cuerpo, mi fuente de ser y mi espíritu tienen la memoria hasta que tenga otro cuerpo. La lección más importante es que estar vivo es un regalo, una alegría por todo lo que podemos sentir. Cuando hagamos eso, todo el mundo estará sano.

Montse Cano, directora de Integral

Los usos médicos del Qi Gong en China

Fuente: https://www.facebook.com/ZhiNengQiGongMexico/posts/457763704260139

El Centro de entrenamiento y clínica Huaxia Zhineng Qigong, se encuentra en la costa noroeste de China, a 5 horas en tren de Beijing. El Centro alberga a más de 3000 pacientes, y cuanta con un staff de 600 personas, incluidos 26 médicos alópatas. Muchos pacientes (son llamados “estudiantes” en el Centro) llegan diagnosticados como incurables o en fase terminal por médicos alópatas. En el periodo entre 1988-95, de los 130000 estudiantes que atendió el Centro el 95% se recuperó. 
El Centro es el único hospital en el mundo que ofrece esta exclusiva y única terapia llamada “Qigong". Este tipo de terapia involucra una serie de movimientos gentiles diseñados para estimular el flujo de energía ó “qi” dentro del cuerpo.
Desde la perspectiva occidental el éxito del Centro en cuanto a las curaciones es de ambas formas asombrosa y un misterio. ¿El Centro ha descubierto una nueva forma de medicina? O los resultados pueden ser en base a la fe en curarse con algunos ejercicios de por medio?
El Diccionario Médico de Tabers define Fe Sanadora como:
Sanación acompañada de súplica divina hacia a un poder divino o criatura divina, sin medicinas o ayuda médica. Aunque esta área está abierta a prácticas fraudulentas, la comunidad médica no puede ignorar completamente los aspectos psicosomáticos de las enfermedades que pueden ser afectados de esta manera.
Para aprender más acerca del Centro y responder esta pregunta acerca de la fe sanadora, estudié más de 100 entrevistas con estudiantes formales y reales en el Centro. De esas entrevistas en algunas de ellas ciertos factores surgieron, los cuales discutiremos en las siguientes secciones.

EL CAMINO HACIA LA SANACION. UNA MENTE ABIERTA.
El primer paso para un estudiante en el Centro es la decisión de probar algo fuera de lo común. La terapia de Qigong es algo no convencional, aun para los estándares en China. “Cuando un amigo nos sugirió que debíamos tratar con el Zhineng Qigong” me dijo Jing Shan hombre de 46 años, “no nos encontrábamos con el humor de escuchar. Si todo esos hospitales de renombre con todos sus expertos no pudieron curar a nuestro hijo, ¿Por qué el Zhineng Qigong lo haría? Le agradecí a mi amigo, pero deseché la idea como un pensamiento de buena voluntad de él para reconfortarnos”
El hijo de Jing tenía una forma de tumor benigno en el labio superior, que había crecido tanto en un punto que casi le bloqueaba la nariz. Por la localización del tumor era imposible operarlo. Los doctores predijeron 6 meses de vida para el niño.
“Mi amigo que era un practicante de Zhineng Qigong, se mantuvo animándome para tomar este arte de auto sanación, diciéndome ¿Qué tal si funciona? Tú debes de hacer que tu hijo lo pruebe. La sinceridad de mi amigo y su fuerte creencia en la práctica, gradualmente suavizaron mi corazón y finalmente lo hice después de haber perdido toda esperanza en la medicina moderna. Tomando el Zhineng Qigong como la única esperanza de curar la condición de mi hijo. Lo llevé al Centro”
Después de 24 días de práctica en el Centro, el niño estaba capacitado para detener el crecimiento del tumor, y aún comenzar a reducirlo. En las siguientes semanas desapareció completamente.
Yu Tian-Ming, 40 años, un electricista de profesión que fue accidentalmente electrocutado, llegó al Centro “una persona profundamente escéptica” El recuerda: “Cuando vi a Lao-shi (el director del Centro) ayudando a las personas a caminar, hablar, y ver, lo catalogue como una clase de histeria colectiva. Cuando la gente hablaba de sus milagrosas recuperaciones, yo pensaba que estaban exagerando, o que sus recuperaciones hubieran pasado en cualquier lugar”.
Yu tenía la sensación es estar siempre medio dormido, en un estado de media consciencia. También sus rodillas estaban tiesas y caminar le era difícil, y su garganta le dolía cada vez que pasaba comida.
En el Centro, Yu recuperó completamente su salud. De todas forma es lo recuerda aún escéptico “No sé exactamente por qué, pero de alguna forma no creía que mi recuperación se debía al “qi”. Probablemente mi subconsciente era demasiado suspicaz al pensar que otro podría manipularme como a un tonto. Así que me fui a casa sabiendo que había sido curado, pero aún así dudándolo.
Yu nos dice cómo fue que gradualmente cambió su mente.
Cuando la gente supo que había estado en el Centro, me pidieron que les enseñara Zhineng Qigong. Bueno, no era la gran cosa para mí enseñarles en un parque. Un día uno de ellos me preguntó si podía emitir qi a él, para ayudarle con la sanación y cuando lo hice, el exclamó que estaba curado. Yo lo catalogue como un estudiante siendo amable. Por otro lado, realicé más sanaciones y la gente seguía diciendo la misma cosa.
Sin querer, me convertí en un muy conocido sanador en mi comunidad. Entonces un día un familiar me pidió que hiciera una sanación. Pero yo me negué porque no soy un doctor y no quería tener ninguna responsabilidad si el moría. “Pero los doctores ya me han sentenciado a muerte, por favor ayúdame, me pidió, con su familia a un lado”
Finalmente accedí a tratar, pero le dije a su familia que no me culparan si el moría, agregando “Estoy tratando un caballo muerto como si todavía viviera” Después de una semana de tratamiento el paciente estaba más animado y dormía bien. Pero cuando más tarde reaccionó al qi desarrollando una fiebre alta y teniendo frecuentes movimientos intestinales, comencé a preocuparme e inmediatamente lo envié al Centro, en donde se recuperó un mes después.
Después de este evento, estaba completamente convencido de la existencia del Qi y de su poder y he contado con un gran apoyo de Lao-shi desde entonces.

EL METODO.
La práctica de Qigong en China tiene alrededor de 5 000 años de antigüedad. Tradicionalmente se usaba para cultivar la salud, el crecimiento espiritual, la longevidad, como un tipo de Yoga. No existen referencias en los textos de medicina clásica que digan que la práctica del Qigong curaba enfermedades.
Hasta 1980 la práctica de Qigong era secretamente guardada para ciertas familias e instituciones religiosas, de los cuales cada uno tenía su propio estilo y forma. El Dr. Pang Ming, un profesor de Qigong, y médico entrenado en ambas medicinas, la alópata y la China, pionero en el uso del Qigong para sanar y gradualmente sintetizando las formas de Zhineng Qigong de acuerdo a su conocimiento de varias formas y principios médicos.
De acuerdo a los estudiantes, Zhineng Qigong es el que mejor sirve para curación. Zhou Fu-Chin, una mujer de 58 años, dice: “Había tratado otros tipos de Qigong antes y no funcionaron” En el Centro de curo a si misma de palpitaciones cardiacas, severos dolores de cabeza, un tumor en el ovario y la tendencia a desmayarse mientras caminaba.
Zhang Chang-Rong, Médico, una mujer de 64 años, comenta: “Aprendí muchos tipos de Qigong, decidí dejar todas las otras formas de ejercicio, y dedicarme a practicar Zhineng Qigong exclusivamente”
Dr. Zhanf era médico en Jefe de un famoso Hospital antes de jubilarse debito a una enfermedad coronaria, bronquitis crónica y artritis reumatoide. “Mientras trabajé en el hospital, tenía libre acceso a todas las medicinas que necesitara” Después de jubilarse comenzó a practicar Zhineng Qigong en un grupo de su localidad “Eventualmente todas mis enfermedades me fueron dejando, y no volví a tomar medicinas nunca más, me volví tan energética que quería regresar a trabajar”.
¿En qué consiste exactamente el Zhineng Qigong? Las formas más básicas involucran estar parado, con los pies juntos, moviendo los brazos en una clase de movimientos seriales suaves y gentiles. Desde un punto de vista bioquímico, los músculos del cuello y los hombros se van calentando gradualmente y soltando, igual que la espalda baja, áreas donde la tensión se acumula en la mayoría de las personas. Existe también un componente mental. Al inicio del ejercicio, los estudiantes tienen que imaginarse a ellos mismos entrando en cada una de las 4 direcciones, y durante los movimientos visualizar “el cielo azul” ó “profundo dentro del cuerpo” de cada uno.
Pensando que no es posible analizar el Zhineng Qigong dentro de términos occidentales (de causa y efecto) podemos distinguir algunas características sobresalientes:
La forma básica toma solamente un par de horas para aprenderla. (lo contrario a otras formas de Qigong)
Aun pequeñas porciones en la rutina pueden beneficiar la obtención de la salud.
No existe religión involucrada.
Los movimientos son circulares y muy bien balanceados entre el abrir y cerrar.
Zhineng Qigong también hace hincapié en algunos ejercicios parados-solos que se pueden practicar en cualquier momento y en cualquier lugar. Para tener una idea de la forma, dos ejercicios de describen abajo:

SENTADILLAS DE PARED.
Parado con los pies juntos a una distancia de 10 cm de una pared suave. Relajar los hombros y dejar las manos colgar de manera natural. Lentamente doblar las rodillas, manteniendo los talones en el piso y mirando directamente hacia el frente. Lentamente bajar lo más que se pueda. Tratar de doblar la espalda vertebra por vertebra. (si tienes las muñecas debajo de las rodillas, lo estás haciendo ¡muy bien! ) Lentamente regresar y levantarse de nuevo. Repetir esto 100 veces.
LA QI.
Imaginar que estás agarrando un racimo de uvas, con tus dedos y palmas casi tocándose. Cierra los ojos y lentamente separa las manos, como si quisieras jalar una burbuja de jabón. Cuando tus manos y hombros estén separados, revierte el proceso, volviendo a juntar las manos como si lucharas en contra de la resistencia del aire, hasta que las manos y los dedos casi se toquen.
Mientras abres visualiza una nube flexible deshaciéndose pedazo a pedazo hasta volverse el cielo azul, mientras cierras, dibuja esa imagen del cielo azul dentro de ti. Esta visualización también puede usarse para las dos fases de las sentadillas de pared.
Liu Xing-Ceng, un joven de 21 años, estaba sorda. Su historia no especifica qué tipo de sordera tenía, pero se presume que era senso neural. Intentó muchos tratamientos, incluidos acupuntura con agujas eléctricas en sus oídos. Un día en la preparatoria un maestro le enseñó a hacer La Qi, Lui comenzó a practicar alrededor de 4 horas al día. Después de 14 días el sintió dolor en los oídos pero no le importó y siguió haciéndolo. Algunas semanas más tarde su audición había mejorado significativamente.
La historia de Liu ilustra el poder de este sencillo ejercicio. Hay un dato curioso en esta historia por cierto. Un compañero de clases de Liu se burló de su práctica y él dejó de hacerlo. Subsecuentemente su oído volvió a deteriorarse. Un año más tarde sus padres enviaron a Liu al Centro, donde recuperó completamente el oído.
Otro estudiante, Jin Shang, enseñó con una mentalidad abierta a su hijo a practicar sentadillas de pared muchas horas al día. El record de su hijo era 700 sentadillas. Jing mismo hizo 1 200. Los dos experimentaron cambios dramaticos en su salud en 24 días.
Como nota personal debo decir que he practicado sentadillas de pared y La Qi. Al hacer las sentadillas algunas veces “hago trampa” parándome ligeramente inclinado hacia adelante. También uso una pared imaginaria, así puedo extender las manos frente a mí. Algunas desviaciones de la forma pura. Algunas veces he sentido un cosquilleo tibio subiendo por mi columna. Mi dolor lumbar crónico está algo mejor, es difícil de decir, o de contar cuantas sentadillas hago. Lo que si puedo decir es que continuo con la práctica cada día, de la manera que mi cuerpo quiere, dejándolo si estoy cansado o tengo flojera, depende de cómo me sienta. Mi record personal es de 5 sentadillas de un jalón.
La experiencia con La Qi, es más difícil de describir. Es como una especie de estado conductual relajado. Esto es particularmente beneficioso cuando estás sentado esperando en largas entrevistas o lecturas.

DETERMINACION.
El hombre que hace 1 200 sentadillas sin parar para curarse a sí mismo no es un paciente común, aun para los estándares chinos. En estos tipos de historias la determinación y auto disciplina de estos pacientes es visible.
Ren Jing Xiang, un hombre de 42 años que tenía problemas con el corazón por 4 años. Estaba agendado para una cirugía de corazón en 1993, pero el cirujano le pidió que regresara cuando su corazón fallara por completo. El se fue al Centro para encontrar ayuda en su caso perdido. “Una noche que estaba practicando sosteniendo mis manos levantadas” el nos dice “Me dije a mi mismo, si quiero curar mi enfermedad debo de tener determinación” El sintió algunas palpitaciones, pero continuó con las manos levantadas “Después de un tiempo comencé a sentir mis latidos muy lentos, preocupado al principio, me dije a mi mismo que prefería morir antes de bajar las manos. El tiempo siguió pasando. Sentí cambios en el corazón como si los latidos regresaran a la normalidad. Cuando el gallo cantó a la mañana siguiente, sentí que mi corazón estaba completamente recuperado. Habían pasado 8 horas y media”
Un eco cardiograma confirmo la intuición de Ren, su corazón había regresado al a normalidad, y seguía normal en 1995.
Esta clase de triunfos no están limitados a los hombres. Yu Xun-Lan una mujer de 63 años, la presión alta, una enfermedad coronaria, piedras en la vesícula, problemas en los riñones y artritis reumatoide. “Otra cosa que no fueran mis pulmones, todas las demás funciones de mi cuerpo estaban mal” decía “Cada especialista del hospital sabía mi nombre, ya que regularmente hacía citas para verlos. Después de estar entrando y saliendo del hospital por alrededor de 10 años, de repente desarrolle bloqueos en las venas de mi cerebro, lo que causo que la mitad de mi cuerpo quedara paralizado. Esto fue el acabose en mi ya de por si desesperanzada situación, y los doctores dijeron que pronto estaría completamente paralizada”.
Ella comenzó a practicar Zhineng Qigong con un grupo en su ciudad. “Tenía que hacer los movimientos cerca de un árbol, así podía agarrarme a él si me caía. Con el árbol como mi compañero luche contra mi dolor con sudor y lagrimas. Cada vez que hacia una sentadilla el dolor era insoportable. Pero después de cada sesión me sentía mejor y orgullosa de mi misma. Finalmente estaba haciendo algo para luchar contra mis enfermedades, y sentía la satisfacción de darle algunos golpes bajos, en contra de mi dolor”.
Después de 20 días dejo las medicinas y se sentía capaz de caminar lentamente. En tres meses ella se encontraba prácticamente normal. “Ahora después de 10 años de práctica diaria, estoy mejor física y mentalmente que mucha gente más joven”
Como es bien sabido en la medicina alopática, por supuesto, la determinación y motivación del paciente juega un rol fundamental en su mejoramiento. Sería fácil concluir que los estudiantes en el Centro son “sobrevivientes”, anomalías estadísticas, y que sus recuperaciones pueden ser largamente explicadas en las bases de un solo factor. Estos razonamientos tienen dos puntas de cualquier manera. Primero, la mayoría de los estudiantes había llevado un tratamiento extenso en medicina alópata, acupuntura, y/o herbolaria antes de llegar al Centro. ¿Por qué no siguieron su antiguo tratamiento exitosamente y volverse unos sobrevivientes? Segundo, no todos los estudiantes llegan llenos de determinación, Ma Chiao, mujer de 42 años con cáncer de mama y metástasis en los huesos narra:
“Esperaba que esto (El Centro) sería similar a un hospital regular, con los maestros del Zhineng Qigong cuidándome mientras yo pasaba la mayor parte del tiempo en cama. En determinado momento estaba completamente en contra de que la receta para mi enfermedad sería el trabajo duro. Mis esperanzas disminuyeron cuando no estaba avanzando de la misma manera que mis compañeros de clase. Entonces comencé a cuestionarme si debía de practicar hasta quedar exhausta cada día en vez de descansar cómodamente en casa. Así que después de pasar un mes en El Centro, me fui a casa. Durante los primeros días en casa estaba agradecida de que estaba teniendo mucho descanso. Pero, en cuanto me di cuenta que salir de la cama se estaba volviendo cada vez más difícil porque mi enfermedad estaba avanzando. En el Centro podía pasar 8 horas haciendo Zhineng Qigogn para luchar en contra de mi enfermedad, en casa, difícilmente podía bajar las escaleras sin sentirme cansada. Dándome cuenta que solamente era un muerto vegetando en casa, regresé al Centro con una nueva apreciación de su valor, cuando antes había sido una practicante indiferente, ahora me volví miembro activo del grupo. Trabaje diligentemente cada día, ayudando a mis compañeros en todo lo que fuera posible. Con el cambio de actitud comencé a notar que los síntomas del cáncer estaban desapareciendo”.
La determinación de Ma, desarrollo gracias a lo que ella experimentó en el Centro.

COMUNIDAD.
Así como el anterior ejemplo ilustra el sentido de ayuda de la comunidad para promover el proceso de sanación. Por otro lado también se puede obtener practicando Zhineng Qigong uno mismo, el efecto es multiplicado cuando se practica en grupo ya que las mentes individuales trabajan juntas.
La historia de Zhou Shu-Zhi, un hombre de 34 años que sufrió de un desorden mental debido al estrés en su trabajo, nos dijo. EL practicó Zhineng Qigong en su casa por dos meses con un maestro local, pero no pudo concentrarse. Sus problemas mentales no mejoraron. El maestro le sugirió que el debería de intentar hacerlo en un grupo “Con el efecto del Qi colectivo de todos los participantes” ella le dijo “te concentrarás más fácilmente” Ciertamente, después de hacerlo en grupo lentamente fue mejorando.
Una comunidad también nutre el corazón. Muchos estudiantes mencionan “sentirse como en casa” en el Centro. Li Chong-Cheng, un hombre de 50 años con cáncer de hígado y metástasis en los pulmones, recalca:
“Recuerdo claramente el momento cuando salí de la estación del tren y vi a muchos maestros parados en línea para darme la bienvenida. Gente que llegaba de todas partes del país, algunos en silla de ruedas, otros con muletas, algunos como yo, ayudados por miembros de su familia. Una vez que nos encontrábamos en el autobús, nuestro maestro nos decía: “Bienvenidos estudiantes, deben de estar cansados del largo viaje, de todo corazón sean bienvenidos el Centro de Zhineng Qigong. Desde ahora ustedes son los Lao-shis invitados, y el Centro es su casa. Bienvenidos a casa.
Nuestro maestro decía eso con tal sinceridad que muchos de nosotros nos conmovían hasta las lágrimas. Con esa calurosa bienvenida, mi cuerpo comenzó a curarse desde el principio.
Desde el punto de vista occidental, debe ser tentador atribuir mucho del éxito del Centro a los efectos de la comunidad. El problema con esta hipótesis es que, como “hipótesis de supervivencia” le falta la parte que: La comunidad lo puede producir en sí mismo, como si se llenara una bañera de gelatina. Por otro lado, la comunidad solo de desarrolla cuando los individuos están inspirados en un propósito en común.

FE.
¿Qué papel juega la fe en el éxito del Centro? La historia de Lu Pei-De de 52 años un reportero de un periódico el cual tenía cáncer de pulmón es ilustrativa.
Solía ser muy activo en convencer a la gente con cáncer que de hicieran cirugía y quimioterapia pronto. De hecho fui elegido como secretario de la Sociedad contra el Cáncer en Shanghái. Cuando dos tumores cancerosos reaparecieron en mi cuello después de dos años (después de que su pulmón derecho fue removido) los doctores no pudieron ayudarme. Me dijeron que estaba muy débil para someterme a otra cirugía y me pusieron en tratamiento de quimioterapia por varios meses. Cuando la quimioterapia no funcionó, estaba solo conmigo mismo. Tenía que aceptar la muerte, y estaba listo para lo que fuera.
Y sucedió que en esa época Lao-shi estaba danto una lectura en Shanghái, y compré un boleto para ir a verlo. Aun sintiéndome muy débil, me las arreglé para llegar a la lectura con ayuda de un taxi. Solamente de escucharlo mi nivel de energía creció lo suficiente para regresar a casa en autobús. Cuando llegué a casa comencé a comer como si hubiera estado hambriento durante mucho tiempo.
Con una nueva esperanza, mi esposa y yo llegamos al Centro en Noviembre de 1994, cuando le dije a mi maestro por qué había ido al Centro, ella me pidió que le enseñara los tumores en mi cuello. “Ese es un problema menor” me dijo enviando qi a mi cuello. “Tócalos a ver si han desaparecido”
Increíblemente mis tumores no estaban.
Andrew Weil, un experto internacional en medicina alternativa, hace una diferencia entre: “Creencia superficial” y “creencia que cuenta”. “Si creo que un chaman tendrá poder sobre mi porque tengo un interés intelectual en el chamanismo, no es lo mismo que si lo creo porque lo vi producir inexplicables efectos y sentir miedo físico en su presencia”
La cura de Lu Pei De entonces, puede ser explicada de esta forma: el solamente tenía creencia intelectual en los médicos contra el cáncer, pero sentía una creencia visceral en Lao-shi. Pero en una línea de razonamiento todavía queda una pregunta: ¿Por qué Lao-shi le evoco una creencia real? ¿Cuál es la fuente de su poder?

LAO-SHI.
Lao-shi significa “maestro” ese es el titulo dado al Doctor Pang Ming, en creador del Zhineng Qigong y fundador y director del Centro de Zhineng Qigong.
El Doctor Pang es un hombre de incuestionable integridad y sinceridad. Ya que el Centro se maneja de maneta independiente, como una organización autosuficiente sin el apoyo del gobierno, fundación o industria, la instrucción de 24 días en el programa de tratamiento cuesta solamente 100 yuanes (alrededor de 12 dólares) No se invierte nada en publicidad, el Centro se maneja exclusivamente por publicidad de boca en boca.
Ya que muchos estudiantes le dan el crédito al Doctor Pang por sus curaciones, el niega cualquier poder especial “Yo tengo cierta cantidad de Qi, igual que tu” el menciona en la ceremonia de bienvenida “Si fuera solamente mi qi el que pudiera sanar, ya me hubiera secado, es el qi que se ha desarrollado aquí por todos nosotros el que cura”
Dr. Pang sin duda posee algo de carisma, como se evidencia por el número de personas que se beneficia simplemente al escucharlo hablar. Después de una lectura le pregunta a las personas que se levanten si alguno de sus tumores se ha suavizado o empequeñecido en el transcurso de la tarde. Siempre hay alguien. Es un carisma innato o será que ¿El lo desarrolló de la práctica del Qigong?
Todos los maestros en el Centro participan en “emitir qi” para hacer los tumores mas pequeños o desaparecerlos. En un video, vi a los maestros emitiendo qi a un paciente con cáncer. Un monitor de televisión grababa la imagen del tumor del paciente. Todos los maestros concentrados, el tumor lentamente comenzó a hacerse más pequeño, después de unos pocos minutos desapareció.
¿Este fenómeno representa sanación verdadera o remisión temporal? No lo sabemos con certeza pero el factor predominante es que el tumor desapareció sin cirugía o drogas y eso causa suficiente admiración.

ACTITUD.
Andrew Weil escribe, “Como sea que comience y como sea que trabaje, un cambio dramático en la conciencia puede afectar el curso de la enfermedad para bien, aun una enfermedad seria como la enfermedad de Hodgkins. El cita el ejemplo de una mujer blanca de 26 años, sufriendo esta enfermedad. Bajo supervisión medica ella tomó un viaje de LSD, durante el cual ella tuvo la visión de que era su decisión el vivir o morir. En las semanas siguientes ella hizo muchos cambios en su vida, dejó a su esposo, cambió su campo de estudio, tomo un entrenamiento en psicología Gestalt, y aprendió meditación. Con el tiempo se volvió saludable, una mujer vibrante, incluso su cabello, que era lacio y negro antes de caerse durante la quimioterapia creció rizado y rojo después.
Esta clase de cambio en la actitud se ve en muchos casos en el Centro. En la historia de Ma Chao (determinación) por ejemplo, una nueva actitud fue el instrumento para su recuperación. Como la mujer se lo menciono a Weil, el cambio en la actitud fue esencial y la empodero a ella misma. “Entendí que la recuperación tiene mucho que ver con la idea de ayudarse a uno mismo y a otros”
¿Es el cambio de actitud una precondición para sanar o un signo de sanación? Tal vez ambas. De cualquier forma el Centro de Zhineng Qigong parece inspirar a esos cambios con mucha frecuencia.

VISUALIZACION.
Meng Zhao-Chui, un hombre de 71 años, estaba muriendo de cáncer linfático. Maestros del Centro fueron a visitarlo al hospital, “Cuando se dieron cuenta de que no me podía mover mucho, ellos me dijeron que practicara solamente usando mis dedos e imaginándome a mí mismo abriéndome al universo y jalando el qi dentro de mi cuerpo” Aun cuando los doctores diagnosticaron que tenía solamente 3 meses de vida, en contra de todo pronóstico, Meng sobrevivió. Durante los siguientes 3 años su cáncer se fue y regresó 3 veces. En el momento de la entrevista el estaba libre de cáncer desde hacía un año y con buena salud. 
Entonces la visualización debe de ser una extensión mental de la práctica física del Zhineng Qigong, cuando un individuo está muy débil para moverse, la visualización debe de practicarse con buenos efectos.
La imagen de abrirse uno mismo al universo y jalar el qi hacia nosotros es análogo a los movimientos físicos que involucra la lenta apertura de los brazos y después juntarlas nuevamente con sus variantes. Así que la visualización refuerza la parte física del Zhineng Qigong.
Los estudiantes deben de visualizar el cielo azul durante su práctica de Qigong. Luke Chan el primer maestro certificado de Zhineng Qigong en América, escribe: “Piensa en el cielo azul cuando estás haciendo los movimientos de apertura y piensa dentro de tu cuerpo cuando estás haciendo los movimientos de cierre” ¿Qué significa esta imagen?
El cielo azul contiene un sentimiento particular, serenidad, expansión, ligereza, lo cual corresponde a abrirse uno mismo al universo.
Es ilustrativo comparar el uso de la visualización en el Zhineng Qigong con la aplicación en la psicoterapia. Gilda Radner, mejor conocida como la figura americana por sus cómicas caracterizaciones en “Saturday Night Live” describe sus experiencias con la visualización en el más vendido de los libros It’s Always Something. Después de ser diagnosticada con cáncer, Radner tuvo una histerectomía y quimioterapia, después fue con un especialista en relajación y técnicas de visualización. Él le enseñó a “visualizar las células cancerígenas y a verlas como demonios y visualizar que eran removidas de su cuerpo”
En Zhineng Qigong, por otro lado, los estudiantes son instruidos específicamente en no enfocarse en su enfermedad. ¿Por qué? No te dan una razón, una posible razón es que si te concentras en algo negativo, estas bloqueando el proceso de sanación. En otras palabras, no podemos pelear la obscuridad, uno solamente puede abrirse a la luz.
La historia de Gilda Radner termina trágicamente. Le creció otro tumor y comenzó un nuevo ciclo de quimioterapia. Con este tratamiento ella tenía la esperanza de recuperarse completamente. Después de algunos meses murió.

LA MISTERIOSA NATURALEZA DEL QI.
Pensando en la discusión nuevamente, cada componente en el proceso de sanación tiene que girar para ser ayudado por otro componente haciendo del proceso uno solo. ¿Existe un factor primordial que encaja todas las piezas juntas?
El concepto de Qi es extranjero para la cultura occidental, al menos en los círculos científicos. Para traducir esto en palabras adecuadas, tenemos que regresar a la antigua palabra griega: “pneuma” que significa: “viento” “respiración” “espíritu”. Pneuma ha sido considerada como propiedad exclusiva de la religión, en otras palabras, no está sujeto a prácticas médicas o científicas. Los chinos nunca han considerado esto como una distinción.
EL concepto de Qi en China data de 5000 años de antigüedad. El ideograma describe, un dibujo de arroz fresco recién cocinado. Esta imagen expresa la idea de que el qi esta para nutrir, de hecho es la esencia de la comida, aunque no tenga substancia.
Existen muchas clases de qi en la filosofía de la medicina China, todas ellas tienen sus variantes en sí. Aun el dinero es una forma de qi. El qi no puede ser creado, una forma de qi fluye en intercambio de otra forma de qi de igual valor. El tipo de qi que se cosecha en la práctica del Zhineng Qigong de acuerdo al Dr. Pang, es el “qi interno” que es lo que él llama el qi mas fundamental, la cosa de la que está hecho el universo.
La forma más apropiada de traducir “qi interno” podría ser la antigua palabra griega “logos” como la uso Juan en el famoso pasaje “En el principio estaba el vacio, de lo que todas las formas fueron creadas” Este qi, entonces, es el precursor de todos los qi, la célula madre del qi.
Los estudiantes en el Centro no están inclinados metafísicamente, por supuesto. Jing Shan (una mente abierta) relata; “En un hospital, podía ver los fluidos, oler los agentes sanitarios y diferentes tipos de medicinas. No puedo ver, oler, o escuchar el qi. Era irreal para mí en ese tiempo.
¿Por qué la gente debería de creer en el concepto del qi cuando no puede verlo, tocarlo u olerlo? Sun Gui-On, una mujer de 44 años con un tumor uterino relata: “Cuando llegué al Centro, tenía la extraña sensación de que había estado ahí entes. Todo mi cuerpo estaba inmerso en ese gran campo de energía, e instantáneamente me sentí aliviada. Después de dos meses de práctica, mi tumor había desaparecido, como fue confirmado con exámenes de ultrasonido. Mi corazón e hipertensión, regresaron a la normalidad”.
Muchos estudiantes no sienten nada, aun así sin síntomas se van. Luke Shan escribió “Cuando entrevisté a los estudiantes los cuales sus tumores habían desaparecido cuando emitieron qi a sus cuerpos, ellos me dijeron que no sintieron ninguna sensación especial del qi mientras estaban siendo tratados”
El profesor Meng Zhao-Chui, menciona en su Visualizacion, existe un pequeño departamento de investigación en el Centro. El tiene designados los experimentos para investigas los efectos del qi en fenómenos eléctricos. En un experimento, baterías muertas eran recargadas por individuos emitiendo qi a las mismas.
Li Ru Chai, 62 años, profesor en el Centro y estudiante formal, le gusta demostrar el poder del qi restaurando huevos rotos a su forma original antes de una audiencia con los estudiantes.
En términos occidentales, el qi podría denotar algún tipo de campo electromagnético, que influencia la actividad de las células vivientes. Un campo fuerte promueve la salud y longevidad, con un campo débil, enfermedad y muerte.
Para fortalecer el campo en nosotros mismos, es un arte que uno debe de practicar. Algunos estudiantes lo logran de manera más fácil que otros. Simplicidad y humildad crean grandes avances. Liu Zheng-Chong, de 68 años mujer de las planicies de Mongolia con un tumor en el ovario observa:
“No entendía la teoría del Qi. No tenía nada que perder ¿Por qué habría de preguntar esto o aquello? Soy simplemente una mujer anciana, y solamente hacía lo que los maestros me decían. Después de dos meses de practica los doctores me pusieron en una especie de máquina y me dijeron que mi enfermedad se había desvanecido. Ahora soy feliz y libre como las águilas sobre la llanura”

CONCLUSION.
“Gong” es el principio que acompaña el resultado de nuestro esfuerzo diario. Hemos visto que el éxito del Centro de Zhineng Qigong en sanar gente es en función de la naturaleza única del qi, y esta cultivación diaria mediante prácticas físicas y mentales.
Siete factores tienen que ser identificados como importantes o esenciales para sanar:
1.- Una mente abierta.
2.- Determinación y dedicación.
3.- Una comunidad de personas ayudándose a sí mismos y a los demás.
4.- La capacidad de creer en la experiencia de los otros.
5.- Un profesor calificado.
6.- Deseos de vivir.
7.- Una visualización adecuada.
Esta lista no es exhaustiva, existen otros factores que no han sido identificados. La lección esencial, de cualquier forma, es que cada factor depende de el soporte de otros, como un ciclo positivo de vida, e influencias positivas. El punto de la sanación es circular, y deberá de ser circulada repetidamente hasta que los resultados críticos aparezcan.
La fe en sanar no explica los resultados en el Centro, desde el momento en que los estudiantes no están ofreciendo su alma “suplicando a una divinidad” pero toman un papel activo en su recuperación. La fe sanadora es actualmente un raro fenómeno, más o menos, y nunca ha llegado a la clase de impresionantes estadísticas que tiene el Centro.
¿Es Zhineng Qigong una nueva forma de medicina? La pregunta es difícil porque asume se asume que el Qigong es una forma de medicina. La medicina trata los síntomas de las enfermedades, mientras que el Zhineng Qigong por otro lado, es parte de un fortalecimiento de vida. Cuando un individuo escoge su camino, el cuerpo tiene la habilidad innata de sanarse a sí mismo si es estimulado, y los síntomas de la enfermedad desaparecen.
¿Podría el Zhineng Qigong funcionar en Occidente? Luke Chan ofrece cursos en Estados Unidos y publica un periódico cada 15 días. En periódicos recientes, el cuenta la historia de una joven Deborah, que tomó el Qigong para curarse. Cuando los resultados no llegaban, ella se decepcionó y lo dejó. Cuando conoció a su esposo, el la motivo a que retomara la práctica y la acompañaba en su práctica. Con el tiempo su condición mejoró dramáticamente.
Pero existen algunos individuos en occidente que en algún momento cambiarán las medicinas y cirugía por Qigong. Ya que esto requiere mucha fe en una terapia no probada, que adicionalmente requiere de mucho esfuerzo, tiempo y autodisciplina para nuestro beneficio. Por supuesto que existen otros caminos para sanar, pero seguramente que estos requieren más que solo una cantidad de dinero. Al final uno debe de encontrar la manera de darse a si mismo corazón y alma.

¡GRATIS!
Suscríbase y reciba la última edición de la Guía para alcanzar su 100% de SALUD



DONE DINERO. Por poco que sea, me ayudará a mantener 100x100salud.com

Paypal es el método más seguro en Internet:

DONE su TESTIMONIO:

Cuando ponga en práctica lo aprendido en esta Guía y descubra los beneficios para su SALUD, puede “DONAR” su TESTIMONIO, escribiendo a suscriptores@100x100salud.com

Su Testimonio puede ayudar a mucha gente y motivarla para cambiar su estilo de vida y alcanzar su 100% de SALUD.

Lea más artículos de mi Blog...

Puede contactar conmigo haciéndose suscriptor:




Página de Inicio 100x100salud.com
©  2019 Luis Fungairiño Martín
Aviso Legal