"Estamos diseñados para vivir más de 100 años con Salud". Luis Fungairiño Martín

Hemos evolucionado para comer Almidón

Nuestra fisiología es única dentro del Reino Animal. Ha sido forjada tras millones de años de evolución en los que nuestra especie se fué adaptando a su entorno, y especialmente a la comida.

Richard Wrangham (Antropólogo de la Universidad de Harvard) nos demuestra que el fuego fué clave en la evolución de nuestra especie porque supuso una mayor digestibilidad de los alimentos, y por consiguiente una mayor obtención de energía.

->Energetic consequences of thermal and nonthermal food processing. Carmody RN, Weintraub GS, Wrangham RW. Proc Natl Acad Sci U S A. 2011 Nov 29

->Volume 23, Issue 9, pR354–R355, 6 May 2013 Guest editorial The evolution of human nutrition Richard Wrangham Department of Human Evolutionary Biology, Harvard University, Cambridge, MA 02138, USA

->Am J Phys Anthropol. 2014 Oct 8. doi: 10.1002/ajpa.22622. [Epub ahead of print] Cooking increases net energy gain from a lipid-rich food. Groopman EE1, Carmody RN, Wrangham RW.

->Phylogenetic rate shifts in feeding time during the evolution of Homo. Organ C, Nunn CL, Machanda Z, Wrangham RW. Proc Natl Acad Sci U S A. 2011 Aug 30

Gracias a los alimentos cocinados, nuestra especie evolucionó hacia un mayor desarrollo cerebral. Nuestro cerebro se alimenta de glucosa y es capaz de consumir aproximadamente un 20% de nuestras necesidades calóricas diarias. La glucosa se obtiene directamente de la digestión de la fruta (con predominio de carbohidratos simples) o previa digestión enzimática de los almidones (carbohidratos complejos) como las papas, batatas, ñame, yuca, arroz, avena, maíz, trigo, cebada, quinoa, kamut, espelta, centeno, alubias (judías o frijoles), lentejas, etc.

Hace más de 2 millones de años, nuestros antepasados cazadores-recolectores, cocinaban las carnes procedentes del éxito irregular de los hombres cazadores, y de los alimentos de la tierra, principalmente tubérculos, recolectados diariamente, de manera regular, por las mujeres. Entonces la dieta era predominantemente basada en almidones, con el añadido ocasional de las carnes.

->Diet and the evolution of human amylase gene copy number variation George H. Perry, Nathaniel J. Dominy, Katrina G. Claw, Arthur S. Lee, Heike Fiegler, Richard Redon, John Werner, Fernando A. Villanea, Joanna L. Mountain, Rajeev Misra, Nigel P. Carter, Charles Lee, and Anne C. Stone. Nat Genet . 2007 October ; 39(10): 1256–1260.

->El siguiente estudio publicado en septiembre de 2015 por 5 científicos especializados en genética y evolución, concluye que la dieta Paleo se equivoca al pretender representar a la carne como el alimento básico de nuestros antepasados, porque realmente los alimentos que intervinieron esencialmente en la evolución de nuestra especie eran de origen vegetal y compuestos principalmente de Almidón (tubérculos principalmente): "The Importance of Dietary Carbohydrate in Human Evolution". Karen Hardy, Jennie Brand-Miller, Katherine D. Brown, Mark G. Thomas and Les Copeland The Quarterly Review of Biology Vol. 90, No. 3 (September 2015), pp. 251-268

Nuestros antepasados fueron agregando cada vez más porcentaje de almidones en su dieta, sobre todo desde la aparición de la agricultura, y con ella, la inclusión de los granos cocinados en la dieta. Como dice la doctora Marlene Zuk (Bióloga y Zoóloga por la Universidad de Michigan), nuestra especie necesita alrededor de 100 generaciones para adaptarse a su Entorno, por lo que podemos hacernos a la idea de que nuestra actual generación está adaptada al entorno, y en especial a la comida, de hace 10.000 años. A lo largo de estos últimos 10.000 años, los alimentos predominantes para alimentar a nuestra especie, tenían su origen en la agricultura, y principalmente alimentos con alto contenido en almidón como el arroz, trigo, maíz, cebada, miso, espelta, avena, kamut, tubérculos, legumbres, etc.

¿Por qué somos Almidonívoros?

Almidonívoros es una palabra que tendrá que ser incluida en el diccionario de la Real Academia Española, significando que debemos comer principalmente alimentos vegetales integrales con alto contenido en almidón, como las papas, batatas, arroz, maíz, trigo, avena, quinoa, espelta, kamut, etc. El almidón es una macromolécula de estructura cristalina compuesta de dos polisacáridos (amilosa y amilopectina) que enlazan miles de unidades de glucosa.

Se nos define de manera muy poco precisa como omnívoros. Es verdad que podemos comer de todo, pero entonces también podríamos decir lo mismo de animales carnívoros que por necesidad se deben salir de su dieta básica y comer lo que encuentran. ¿No es omnívoro el animal carnívoro que come un pienso donde predominan los ingredientes vegetales sobre los animales?. Es abundante la literatura científica que demuestra que enfermamos comiendo alimentos de origen animal o vegetales que han perdido su integridad (fibra).

Es más preciso definirnos como almidonívoros, porque estamos específicamente diseñados para comer alimentos cocinados con alto contenido en almidón.

Recomiendo leer mi artículo "¿Cuántas Dietas piensas seguir probando?".

¡GRATIS!
Suscríbase y reciba la última edición de la Guía para alcanzar su 100% de SALUD donde podrán leer más al respecto de la forma saludable de comer Sal



DONE DINERO. Por poco que sea, me ayudará a mantener 100x100salud.com

Paypal es el método más seguro en Internet:

DONE su TESTIMONIO:

Cuando ponga en práctica lo aprendido en esta Guía y descubra los beneficios para su SALUD, puede “DONAR” su TESTIMONIO, escribiendo a suscriptores@100x100salud.com

Su Testimonio puede ayudar a mucha gente y motivarla para cambiar su estilo de vida y alcanzar su 100% de SALUD.

Amazon es la mejor tienda de Internet por su seguridad en el pago y en el envío.

Recomiendo uno de los almidones que están de moda, la Quinoa, cuyas semillas requieren menos tiempo de cocción que el arroz y son más aromáticas y gustosas, además de tener un alto contenido en fibras y nutrientes.

Lectura recomendada:

The Healthiest Diet on the Planet (en inglés): El último libro del Dr. John McDougall, uno de mis profesores más valiosos

The Starch Solution (en inglés): El anterior libro del Dr. John McDougall

Lea más artículos de mi Blog...

Puede contactar conmigo haciéndose suscriptor:




Página de Inicio 100x100salud.com
©  2017 Luis Fungairiño Martín
Aviso Legal